Jardín en la urbanización El Montecillo, Madrid

Condicionado por la piscina y la cancha de pádel, este jardín en una urbanización a las afueras de Madrid ha convertido los desniveles y la compartimentación en distintos ambientes donde jugar con un número de especies superior a lo habitual. El pavimento de piedra caliza de las terrazas y zonas que enlazan los espacios prescinde de terminaciones para integrarse mejor con la vegetación: plantas y piedra se dan bocados unas a otras en un equilibrio dinámico. La variedad de texturas y color de las plantas escogidas ofrece alegría y movimiento: esparto (Stipa tenuissima), milamores (Centranthus), coronarias (Lychnis), Phlomis, Erysimum ‘Bowles Mauve’… aportan naturalidad, color y estacionalidad, sobre un fondo de arbustos mediterráneos —lentisco, durillos, madroño, lavanda— que proporcionan estructura y desarrollo a medio y largo plazo. La involucración y compromiso de los propietarios ha hecho posible esta elaborada plantación.